CRONOLOGÍA DEL RUNNER

Correr, hemos corrido siempre gastrorunneros. Antes para sobrevivir y ahora por algo más. El movimiento runner cuenta  cada vez con más seguidores, por suerte!!!!!!!!!! nos bajamos todas las  aplicaciones posibles y compartimos  todas nuestras carreras, entrenos, ropa….. etc,  aquí te contamos como comenzó todo…………

Antes el adjetivo que acompañaba a la camiseta era vieja, la que ya no sirve y no térmica dry-fit. Probablemente, el reloj más moderno era el Casio con calculadora, y no conseguía medir ni la distancia, ni la posición GPS, ni el ritmo cardiaco. Sin hablar de las zapatillas, que eran simplemente eso, zapatillas. Pero aun así, corríamos. Y no se nos daba nada mal.

Ahora está de moda, y todos corremos. En el parque, en asfalto, en la montaña y en tu muro de Facebook, Instagram y diversas redes sociales mas.  Pero, ¿sabes cuándo empezamos a correr? ¿Sabes cuáles son las diferencias entre el antiguo y el nuevo runner? Nos tenemos que remontar a un lugar muy muy lejano. Lejos de las aplicaciones que cuentan calorías y de los calcetines térmicos transpirables.

 

La cronología del runner.

  • La prehistoria: correr para sobrevivir.

Correr se impuso como una obligación, y fue necesario para la evolución del ser humano. Debían correr para sobrevivir cazando animales. La resistencia y la velocidad fueron clave, al igual que su capacidad aeróbica y anaeróbica mejoró con el tiempo.

De hecho, su manera de entrenar era bastante parecida a la nuestra: hacían carreras cortas y sprints dependiendo del animal que fuesen a cazar, y poco a poco entrenaron su corazón para hacerlo más fuerte.

 

  • La Antigua Grecia: mitología del running.

En la mitología griega encontramos el origen de muchas historias, y el running no iba a ser menos. Homero en la Ilíada ya nos daba pistas con su gran espíritu competitivo durante las pruebas que disputaban.

¿Sabes cuál es el origen de los Juegos Olímpicos? Provienen de una tradición fúnebre, los griegos tenían como costumbre hacer carreras para venerar a los muertos. ¿Raro verdad?

Es en la Antigua Grecia donde encontramos a los primeros atletas, y es en Atenas donde se celebran los primeros juegos olímpicos modernos en el año 1896.

Los maratones también es mérito suyo, ¿qué esperabas? Cuenta la leyenda que el joven Filípides, un mensajero griego, fue enviado desde Maratón a Atenas corriendo para avisarles de su victoria frente a los persas. La distancia entre estas dos ciudades era de 40 km.

 

  • Años 80: salir a correr.

En los años 80, se le llamaba “salir a correr”, y sólo los valientes se atrevían a hacerlo ante la mirada de atónita del resto. No estaba de moda, no había gadgets y se corría con zapatillas de tenis y calcetines blancos. Podríamos decir que el complemento más novedoso era la cinta para el sudor que llevaban en la cabeza.

La gente se centraba más en el fútbol, el deporte estrella en esta época. Y en el aeróbic casero con Eva Nasarre.

 

  • Años 90: El footing.

En los 90 se consagra el llamado footing, y la gente empieza a animarse a salir a correr. Se establece una idea general de mejorar nuestro bienestar, de cuidarnos, y una manera de hacerlo es mejorando nuestra salud física. El footing llega como una forma de correr relajada, lenta y sin prisa.

  • A partir del 2000: Hacer jogging.

¡Habemus moda! En el 2000 salir a correr se transforma en un concepto totalmente nuevo, y se crea una moda en torno a él, la llamaremos “hacer jogging”. Ahora la camiseta va a conjunto de los calcetines, y las mayas se combinan con las deportivas. Pero ya no pueden ser cualquier tipo de zapatillas, tienes que elegir entre una larga lista dependiendo de tus necesidades. Se instaura en la sociedad la necesidad de tener una vida sana en muchos aspectos. Y en el caso del deporte, salir a correr es la forma más barata y amoldable al horario.

  • Los runners: una nueva tribu urbana.

En 1976 sólo 100 corredores se atrevieron a correr la San Silvestre, ahora contamos con 45.000 dorsales que llenan las calles del barrio madrileño de Vallecas. Definitivamente, el running está de moda.

Salir a correr ya no es simplemente ponerte las deportivas, se convierte en un ritual: cárgate una lista de música con unos auriculares sin cable, activar tu aplicación, márcate una ruta para contar los km y las calorías que pierdes, ponte una camiseta térmica, unos calcetines transpirables y unas mallas compresoras.

Nos hemos convertido en la Barbie y el Ken del running con todos los accesorios habidos y por haber. El culto al cuerpo, la vida sana y los colores fosforitos se unen para dar lugar al runner. Ahora tenemos aplicaciones que nos permiten controlar nuestra velocidad por kilómetro, un pulsómetro, unas zapatillas upper, un chaleco reflectante y un reloj que pita cuando vas muy rápido o cuando vas muy lento. Nos hemos acabado pareciendo al Inspector Gadget antes de salir de casa.

Los runners dicen que lo hacen por ser barato, por notar los resultados con rapidez y porque es adictivo. Al correr desconectan, se divierten y consiguen tener una vida más saludable. Y esto es lo bueno del running, o del jogging, o de correr, o de como queramos llamarlo, porque al final, lo único que ha cambiado a lo largo del tiempo es el nombre. Las bases y el espíritu siguen siendo iguales, aunque ahora las queramos decorarlas de amarillo fosforito.

Sólo encontramos una pequeña diferencia entre la Antigua Grecia, y la nueva era. Cuando ellos se lesionaban, tenían que confiar en que su chamán hallara la técnica para curarles. Sin embargo, hoy en día disponemos de una gran red de especialistas a nuestra disposición que nos ayudan a estar siempre listos para calzarnos las deportivas y salir a correr.

¿En qué época te hubiera gustado nacer para practicar el running? A mi en esta, la mejor de todas……..

 

ASI QUE…. SIENTE EL DEPORTE Y DISFRUTA!!!!!!